La educación y los videojuegos, ¿Podrán ir cogidos de la mano?

Un tema que todavía crea mucho escepticismo es el de los videojuegos dentro de la educación, un pensamiento poco evolucionado es el que nos hace plantearnos que los juegos no van cogidos de la mano del aprendizaje, nada más lejos de la realidad ya que el juego es la clave de cualquier buen desarrollo. Los niños aprenden más, memorizan mejor y su experiencia de aprendizaje es mucho más placentera a través del juego, entonces, ¿Por qué no implantar los videojuegos en las aulas como aprendizaje alternativo?

¿Qué nos pueden aportar los videojuegos en el aula?

Nuestros niños están creciendo en una era totalmente tecnológica, un mundo lleno de estímulos que pueden beneficiarnos si se usan adecuadamente. Si a un niño le interesan las tablets o jugar con el ordenador es posible que si lo usamos para aprender, sea el mismo niño el que busque este aprendizaje, lo interiorice mejor y además después ya no necesite esos minutos de juego porque ya los ha empleado para estudiar.

Es muy importante que los niños se interesen por lo que están haciendo con lo cual, si le proponemos una forma de estudio jugando, crearemos inquietudes, intereses y una ilusión por descubrir lo que tienen delante.

Un informe de la compañía de programas interactivos Poki dice que los videojuegos ayudan a mejorar la lógica, concentración y planificación dentro del aula.

Por ejemplo, un videojuego que nos muestre imágenes en 3D nos ayudará a retener mejor la información que imágenes simplemente en 2D, además de esto, nuestra mente estará más despierta para la toma de decisiones, aumentarán nuestros reflejos y nuestra capacidad de interacción con el entorno.

Si por ejemplo, vemos juegos como Call of Duty es posible que lo único que pensemos es que fomenta la violencia, sin darnos cuenta de que se recrean lugares históricos, nos ayudará a situarlos y a retenerlos mejor en nuestras mentes.

Juegos con niveles de dificultad altos como Resident Evil: Revelations, y además con un modo cooperativo para 2 jugadores, crea en los niños la capacidad de solucionar problemas además de aprender a colaborar con nuestros compañeros para solucionarlos.

Otra forma de aprendizaje y desarrollo de la capacidad motora en los niños es con juegos físicos como los que podemos utilizar en consolas como la Nintendo Wii con su variedad de Wii Sports, fomentando el deporte, la actividad motora y la agilidad.

 

Resultado de imagen para videojuegos en el aula

 

Un sin fin de posibilidades que nos pueden ayudar al buen desarrollo del niño además de aprender divirtiéndose. Por supuesto deberemos tomarlo como un método alternativo, aunque no por ello menos válido que los demás.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario